iA


Paseo de la Memoria

Paseo de la Memoria

Paseo de la Memoria

El Paseo de la Memoria es considerado por muchos como un museo-jardín debido a la gran cantidad de obras de arte que se encuentran dispuestas a lo largo de sus 3 km de extensión.

Curiosamente, los terrenos donde ahora se encuentra el paseo originalmente albergaba las industrias, depósitos o almacenes, muelles, vías ferroviarias y otros elementos propios del pasado industrial de la villa, cuando la industria colapso se hizo necesario renovar y la regenerar la Ría, dando origen al proyecto  de recuperación y regeneración urbanística “Bilbao Ría 2000“. Como parte de este proyecto es construido en el año 2002 el Paseo de la Memoria, el cual fue diseñado por el arquitecto Javier López Chollet.

Escultura en Paseo de la Memoria

Escultura en Paseo de la Memoria

El amplio recorrido que requiere este museo-jardín nos permite disfrutar los puentes que unen las dos márgenes de Bilbao (para mi verdaderas obras de arte, aunque cada uno en su estilo), bordear el Museo Guggenheim de Bilbao, la Universidad de Deusto y un sinfín de esculturas y obras d

e artes tales como: “Dodecathlos o Trabajos de Hércules” de Vicente Larrea, “Terpsícore” de Salvador Dalí, “A la Deriva” de José Zugasti, “Sitios y Lugares” de Angel Garraza, “Maia” de Wiliam Tucker, “Judith”  de Markus Lüpertz, “Berigari” de Eduardo Chillida, “Explorer’s Book” de Sir Anthony Caro, “La puerta de los Honorables o Monumento a Ramón Rubial” de Casto Solano, “Musa” de Enrique Barros, la obra sin título de Ulrich Rückriem, entre otros. También se observa a lo largo del paseo unas inmensas linternas verticales de doce metros de altura.

Fuente Paseo de la Memoria

Fuente Interactiva Paseo de la Memoria

El parque posee una gran vegetación donde destacan las palmeras, los tilos y flores de diferentes especies. En la parte del recorrido que se encuentra al lado del Guggenheim se encuentra una fuente interactiva (no puedo describir lo que le gusta a los niños, sobretodo en verano que pueden jugar en ella), zona de juegos infantiles y terrazas.  En  ocasiones podrás escuchar a músicos que amenizan el recorrido (principalmente en verano).

¡Es un recorrido que no puedes perderte cuando visites Bilbao!

Por cierto, es uno de los lugares que visito con más frecuencia así que quizás nos encontremos por allí 😉

¿Cómo llegar?

La manera más fácil de llegar utilizando el transporte público es el tranvía y descender en las paradas “Guggenheim”, “AbandoIbarra” o “Euskalduna”. Aunque recomendamos hacer el recorrido andando, ya sea desde Abando o desde el Palacio Euskalduna.